jueves, 2 de julio de 2015

Políticamente incorrectos




Corrígeme cuando haga las cosas bien y ponme en el mal camino,
después de todo el infierno es más divertido.

Despéiname y llénate del rojo que desprenden mis labios al besar,
al gritar de ganas, de celos.
Muérdeme hasta hacerme sangrar,
peléate con mi cama y gana la batalla; el sueño es tuyo.
Quiero escuchar el sonido de la acuarela deslizándose por mi piel
mientras haces de mi cuerpo tu cuaderno de bitácora.

La luna se nos ha quedado pequeña, pequeño.
Así que supongo que lo siento, pero la próxima parada es Júpiter.

Sé mío como nunca has sido tuyo,
voy a ser tuya como nunca he sido mía.
Tensa la cuerda hasta que se rompa, luego te daré un beso de recompensa.

Perderé mis llaves y las tuyas,
quiero hacerte el amor sin paredes que te escondan.
Que me envidie el aire, joder.
Quien avisa es un traidor,
porque al menos yo soy incapaz de prevenirte de todo lo que puedo llegar a provocarte.

Necesito decirte que,
no quiero ser perfecta,
ni que lo seamos,
me he enamorado de las imperfecciones que nos hacen
jodidamente perfectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada